BRUXISMO

¿Qué es el bruxismo?

Es el hábito involuntario de apretar o rechinar los dientes sin propósitos funcionales.​ El bruxismo afecta entre un 10 % y un 20 % de la población; y puede conllevar dolor de cabeza y dolor de los músculos de la mandíbula, cuello y oído. El rechinamiento puede desgastar los dientes además de causar problemas en la articulación temporomandibular.

¿Cómo sé si tengo bruxismo?

Puede que no lo sepa hasta que alguien le comente que le escucha rechinar sus dientes mientras duerme.

El bruxismo puede presentar signos tales como dolor facial, de cabeza y cuello. Su dentista puede diagnosticar y determinar si la causa de este dolor es por bruxismo.

También se puede descubrir en una visita a su odóntologo ya que sus dientes estarán desgastados o el esmalte fracturado.

¿Cómo se trata el bruxismo?

El tratamiento apropiado dependerá de saber qué es lo que está causando el problema. Con preguntas precisas y un examen dental, su dentista determinará la causa potencial del bruxismo y de acuerdo al daño dental y la causa, le puede sugerir utilizar una férula dental mientras duerme.

Dicha férula se coloca sobre sus dientes superiores (normalmente) con un ajuste exacto en su boca,  y así , no rechinen contra los inferiores. Esta férula protegerá sus dientes y músculos pero no solucionará el problema ya que el bruxismo es un hábito involuntario.

¿Qué provoca el bruxismo?

El estrés parece ser la causa principal del bruxismo; cualquier cosa que reduzca dicho estrés puede ayudar, como el escuchar música, leer, caminar, ejercicio al aire libre. También se puede aplicar calor sobre la cara para aliviar el dolor muscular por el apretamiento de los dientes. Otro tratamiento para mejorar el dolor muscular es acudir al fisioteraputa para eliminar esas pequeñas contracturas que se forman en los músculos de la  cara.

Conviene acudir a su dentista para que chequee la oclusión por si pudieran existir puntos de contacto inadecuados, así como malposiciones que requieran ortodoncia.